Negociación paritaria: CONADU plantea la discusión de la carrera docente

Dada la situación del sistema universitarios actual que mantiene a los trabajadores docentes con cargos que en su mayoría aún no se encuentran concursados, sino que las designaciones son de carácter interino; es necesario llevar la discusión sobre la carrera docente a las paritarias abiertas con el fin de garantizar la estabilidad laboral y la calidad educativa.

Más allá de la discusión salarial, es necesario rever algunos criterios vinculados a la carrera docente y trazar nuevos mecanismos que combinen el régimen de concursos con una evaluación profesional continua. Para ello, hay que plantear reglas claras de ingreso a la docencia y concebir la evaluación continua como un aspecto complementario de la formación docente.

La finalidad de la discusión de la carrera docente en las paritarias es plantear y elaborar un marco que regule la actividad con el objetivo de promover, revalorizar y jerarquizar la profesión, de manera tal que la instancia de concurso se produzca para el ingreso o la promoción entre los diferentes cargos.

“La discusión de la carrera docente es para CONADU central en tanto implica la posibilidad de establecer pisos mínimos de derechos que garanticen la estabilidad laboral de los docentes, frente a las arbitrariedades e injusticias que muchas veces se producen al interior de la universidad como resultado de la precariedad laboral a la que están sujetos la mayoría de los docentes”, afirmó Federico Montero, Secretario Gremial de FEDUBA:

Asimismo, la discusión de la carrera docente parte de la propuesta que CONADU elaboró en el  capítulo IV del proyecto del Convenio Colectivo de Trabajo que incluye, entre otros puntos, que: “El ingreso será en todos los casos por concurso público y abierto de antecedentes, oposición, entrevista y propuesta de acción; La permanencia del docente en el cargo, dependerá de las evaluaciones de los informes sobre su labor en todos sus aspectos las que serán efectuadas por Jurados integrados por docentes internos y externos que aseguren ecuanimidad y objetividad (…); Derecho del docente a postularse para ascender en la carrera, a partir de los tres años de ejercicio continuos en una misma categoría; Formación y perfeccionamiento con planificación y recursos de la Institución; Estabilidad laboral, que sólo puede perderse por manifiesta falta de idoneidad o incumplimiento de las funciones y obligaciones, verificados mediante los mecanismos de evaluación y de juicio académico, con derechos y plazos para la previa rectificación; etc.”