Se acordó el primer capítulo del Convenio Colectivo de Trabajo

Este jueves 28 de septiembre, CONADU junto a otros gremios docentes universitarios (FAGDUT, CONADU HISTÓRICA, FEDUN Y UDA) se reunió con autoridades del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y se llegó a un acuerdo sobre el Capítulo I del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) referido a “Condiciones y ambiente de trabajo”.

 

Luego de una serie de debates sobre el texto definitivo del primer capítulo del Convenio Colectivo de Trabajo finalmente en la reunión que mantuvieron los gremios docentes universitarios con las autoridades del CIN se acordó el texto definitivo.

 

En el capítulo “Condiciones y ambiente de trabajo”, que significa un avance en la lucha por el Estatuto del Docente Universitario, se reglamentaron diversas disposiciones que apuntan a “estimular y desarrollar una actitud positiva respecto de la prevención de accidentes de trabajo o enfermedades que puedan derivarse de la actividad laboral”.

 

Con el fin de garantizar la seguridad y salud del trabajador se acordó que en todas las Universidades Nacionales debe haber un examen preocupacional gratuito, confidencial y obligatorio, que deberán ser repetidos cada dos años. Se realizará, además, una estadística anual sobre los accidentes y enfermedades que será comunicada a las representaciones gremiales.

 

Asimismo, en todos los edificios de las universidades deberán implementarse los planes de contingencia y evacuación “con carácter de prevención, protección y mitigación de situaciones de potencial peligro para la integridad física de los trabajadores”, según expresa el documento, entre otras medidas.

 

Por último, se acordó la creación de la Comisión de Condiciones y Ambiente de Trabajo de Nivel Particular (CCyATNP) que trabajará conjuntamente con la Comisión de Condiciones y Ambiente de Trabajo de Nivel General (CcyATNG) con el fin de difundir conceptos de higiene, seguridad y salud laborales; contribuir al mantenimiento de una conciencia de seguridad a través de campañas y capacitaciones; asesorar en el cumplimiento de la normativa; registrar los incidentes, accidentes y enfermedades profesionales; sugerir normas de seguridad e higiene, entre otros.