Sin monopolios, hay más democracia

La Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), entidad gremial con mayor representación y con sindicatos en las universidades más grandes del país, saluda la declaración de constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

¡Por más democracia y menos monopolios!

En esta jornada histórica, compartimos los principales pasajes de la intervención de Federico Montero, secretario de prensa de CONADU y secretario gremial de FEDUBA, en la Audiencia Pública de discusión sobre el proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales en la Cámara de Diputados de la Nación, el 11 de septiembre de 2009.

“Desde la Federación Nacional de Docentes Universitarios, CONADU, queremos sentar una posición política en relación a la discusión de la Ley de Servicios Audiovisuales, sin perjuicio de los aportes técnicos específicos que hemos realizado sobre el texto a lo largo del proceso de discusión en los Foros convocados a tal efecto”

“Siendo hoy 11 de septiembre, un nuevo aniversario del golpe pinochetista que inició el ciclo de dictaduras en América Latina, Corresponde sostener que para la Federación de Docentes Universitarios, CONADU, LA LEY DE MEDIOS se ha constituido en una de las deudas morales con nuestro pasado, nuestros desaparecidos y todos los argentinos sojuzgados en medio de espantosos procesos de des reorganización nacional, dictaduras militares y la enajenación del patrimonio nacional en favor de intereses transnacionales”.

“Quienes argumentan que la ley vigente no es una ley de la dictadura porque fue reformada parcialmente olvidan mencionar que el texto aun tiene la impronta de Videla, en cuanto a la doctrina de seguridad nacional, y de Martínez de Hoz, en cuanto a las prerrogativas hacia el capital concentrado”

“Por esto mismo la ley se constituye tanto en un acto de justicia reparadora hacia el pasado, como en un compromiso ético y un acto de justicia proyectiva hacia el futuro. LA LEY DE MEDIOS supone fundamentalmente una PROFUNDIZACION de la DEMOCRACIA, ya que implica un avance en la regulación pública de, por lo menos tres aspectos centrales de la vida política, social y cultural de nuestro país:

“EN PRIMER LUGAR, IMPLICA UN AVANCE EN LA REGULACION DE UNA ACTIVIDAD ECONÓMICA que, sujeta al libre juego de la oferta y la demanda ha resultado en un ALTO NIVEL de CONCENTRACION que determina posiciones dominantes y excluyentes en el mercado. Por ello, reivindicamos la capacidad regulatoria del estado y la participación del conjunto de la sociedad en los procesos económicos como reaseguro de su orientación en función de las necesidades del conjunto y no del enriquecimiento de unos pocos. “

“EN SEGUNDO LUGAR, IMPLICA LA REFORMULACION Y LA DEMOCRATIZACION DEL CAMPO DE LA COMUNICACIÓN POLÍTICA en la Argentina, constituido desde 1983 con una fuerte presencia del capital concentrado: como bien lo saben los trabajadores de la prensa, NO TODOS LOS PERIODISTAS OPINAN, NO TODOS LOS ANALISTAS APARECEN Y NO TODOS LOS POLITICOS INTERVIENEN. ES NECESARIA UNA REDISTRIBUCIÓN DE LA PALABRA, una redistribución del poder comunicativo dentro de la sociedad. “

“EN TERCER LUGAR, una nueva ley de medios es condición de la DEMOCRATIZACION DE LA LUCHA POLITICA democrática en el seno de nuestra sociedad, que hoy se libra en el escenario mediático, donde no todos aparecen, que tiene protagonismos que nadie eligió y cuya lógica favorece una forma de politización más atenta a los gestos que a las palabras, a los tonos que a los contenidos, a las figuras que a los colectivos.

“Esta nueva realidad demanda, en lo inmediato, equilibrar las cargas y multiplicar las voces, los discursos, las imágenes para que los sectores populares participen también de la arena mediática.”

“La llamada crisis de representación política no está saldada, y queda aun como tarea pendiente la construcción de un nuevo sujeto político que potencie lo alcanzado y plantee los debates pendientes para avanzar en un modelo de justicia social, independencia económica, soberanía nacional e integración latinoamericana. Para esa tarea, también hace falta democratizar los medios.”

“POR ESTAS TRES RAZONES generales SALUDAMOS DESDE CONADU, como Federación Nacional que representa a los docentes de Universidades Nacionales, la actual discusión, que no es una polémica entre el gobierno y clarín, sino una discusión que nos debemos como sociedad y que nos interpela especialmente a los universitarios”.

“Las universidades nacionales, espacio de producción del conocimiento público y de formación de muchos comunicadores y trabajadores de prensa tiene también debe ser DEMOCRATIZADA y espera la sanción de una ley al respecto. Pero esta nueva Ley, a partir de la apertura de señales para las universidades representa la posibilidad de profundizar el carácter público del conocimiento que en ellas se producen, y PORQUE LA PRODUCCIÓN Y LA CIRCULACIÓN DEL CONOCIMIENTO DEBEN ESTAR AL SERVICIO DE LAS NECESIDADES DE LAS GRANDES MAYORÍAS”

“POR ELLO, El no tratamiento de esta ley cercena la justicia, la libertad y la democracia, CONSIDERAMOS COMO FEDERACIÓN, COMO GREMIO, COMO DOCENTES, COMO ARGENTINOS QUE EL PROYECTO DE LEY PRESENTADO ES BÁSICAMENTE CORRECTO, aunque perfectible, que ES INFINITAMENTE SUPERADOR DE LA REALIDAD ACTUAL”

“ASUMAMOS LOS COMPROMISOS DE LA HISTORIA Y SEAMOS JUSTOS, LIBRES y SOBERANOS, siguiendo la senda de un presidente popular de un país hermano que, un 11 de septiembre de 1973, a través de una radio, que era la única vía de comunicación con su pueblo, afirmó que “mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad más justa”. La sanción de esta ley es un paso en ese sentido.”

Fuente: www.conadu.org.ar