Solidaridad con el gobierno Bolivariano y el pueblo de Venezuela

El Plenario de Secretarios Generales de la Federación Nacional de Docentes Universitarios de Argentina, CONADU, expresa su solidaridad con el pueblo y los trabajadores de la República bolivariana de Venezuela ante la escalada desestabilizadora que sufre el hermano país.
Los líderes e instigadores de las acciones violentas buscan sumir al país en una crisis política que justifique la salida del gobierno de Nicolas Maduro y un “cambio de régimen” en contra de la voluntad manifiesta de la gran mayoría de los venezolanos y venezolanas que en decenas de elecciones han ratificado la voluntad de sostener y profundizar el proceso de cambio que pusiera en marcha Hugo Chávez hace casi 15 años. Este tipo de acciones son inadmisibles en America Latina.
Los intentos golpistas han provocado varios muertos y heridos, arrastrando tras de sí a sectores de la comunidad universitaria de venezuela. Repudiamos estos hechos y apoyamos las investigaciones que lleva adelante la justicia venezolana. Los responsables deben ser castigados con todo el peso de ley. Llamamos también a la comunidad universitaria y los sectores opositores en general a retomar el camino del diálogo que ha convocado el presidente Maduro.
En nuestro país también enfrentamos el embate de grupos que pretenden desestabilizar la economía poniendo en jaque al gobierno popular, por eso debemos tener más que nunca una mirada amplia hacia la Patria Grande de PAZ, DEMOCRACIA, JUSTICIA, IGUALDAD e INDEPENDENCIA como la que Néstor Kirchner y Hugo Chávez comenzaron a construir.
La historia reciente nos ha enseñado que las democracias de nuestra región deben actuar colectivamente para enfrentar el accionar de los grupos autoritarios y de las corporaciones ligadas a la especulación financiera y productiva, que pretenden gobernar de hecho, imponer sus intereses sectoriales y suplantar gobiernos legítimos surgidos de la voluntad popular. Sabemos que lo que está en juego en estas horas, no es sólo el futuro de Venezuela, sino el de toda nuestra América.

Fuente: www.conadu.org.ar